ESTO ES REAL, ES MI DIARIO, MI VIDA, SON MIS EXPERIENCIAS.
SOY
ALONSO Y ESTE ES MI MUNDO…

En en TRACK 9, el TRACK anterior…

9:51  en MI CASA

Al llegar a mi casa vi un auto estacionado en la puerta, un auto que no conocía.

Estaba por entrar, cuando en ese preciso momento la puerta se abrió y salieron, cual malignas apariciones, los padres  de Lucho. Siii, los mismos señores que me encontraron penetrando a su hijo culo fácil en el TRACK 1, cruzaron el umbral de mi puerta acompañados de mi abuela.

Quedé en shock, no pude articular palabra.

-Ellos son los padres de Lucho- dijo mi abuela que traía los ojos algo llorosos-. Que tonta soy, sin duda los conoces. Los señores me han contado todo lo que pasó, todo.

Los señores me quedaron viendo y no dijeron nada.

-Hasta luego, señora- dijo la madre de Luchito-. Nos estamos comunicando, entonces.
-Gracias y disculpe por las molestias- dijo el señor.

Mi abuela me miró fijamente, seria, muy seria, tratando de hallar en mis ojos la respuesta a su confusión.

-Pasa Alonso y sube a tu cuarto que tenemos mucho de que hablar.

No supe que decir, ni que hacer, solo entendí que en ese momento, mi vida había cambiado para siempre…  [VER  EL TRACK 9 – CLICK AQUÍ ]

Como lo he contado, fui el primero de la clase desde el kinder hasta quinto de secundaria. El premio escolar de excelencia durante trece años, un sabelotodo con cara de cantante británico-iraní.  Y los “primeros de la clase” solemos ser auténticos ‘nerds’. Y, si, yo lo era, era un nerd. Cómo no serlo si era un geniecillo de las matemáticas, la física y la química; una proeza de la literatura y la historia universal. Tener como meta obtener solo buenas calificaciones, me coronaba como un reverendo nerd. Pero a diferencia de otros “nerds” del colegio, yo era, además, futbolista, delantero nato y goleador, Y eso me salvaba de ser visto como idiota, eso me daba un halo de misterio, de extraña personalidad. Era un atleta que también pertenecía al club de ciencias; un pelotero que representaba al colegio en concursos de matemática. Todo un personaje.

Para algunos compañeros era super dotado y eso les molestaba. Mi obsesión por obtener buenas calificaciones y mi vehemencia en las canchas de fútbol, no eran del agrado de todos. Además, lo admito, en aquel tiempo era más bien callado, cerrado, concentrado en mis objetivos escolares y en escribir, no hablaba mucho y en mis ratos libres veía fútbol o devoraba libros hasta que los ojos me sangraban. Quizás fue por eso que pasé innumerables horas en soledad y solo cuento dos grandes amigos de la escuela: los adorables Santiago Brizuela y Martín Cassasa, dos de los más grandes nerds que mi ex colegio haya visto. Santiago, un as de la física que, extrañamente, hoy está internado en un seminario para ser cura. Descubrió su “vocación” cierta noche y dice que cambiará la cara de la iglesia a la que tanto ama. Y, Martín, que ahora estudia ciencias políticas en Londres y dice que algún día regresará al Perú para dedicarse a la vida política y acabar con la corrupción. Ya no hablo con ellos, excepto en navidad o cuando intercambiamos saludos de cumpleaños en Facebook. Claro está, ni Santi ni Martín imaginan que soy homosexual.

Pero a quien siempre veo en la red social de Mark Zuckerberg y que ayer, soprendentemente, likeó una foto que subí, es al insoportable de Alessio Monterrosas, mi acérrimo enemigo escolar, el tipo más odioso que un adolescente puede conocer. Guapo, popular y también futbolista, odiaba mis performances en las canchas y detestaba mis premios de excelencia.

Jefe de los “Gendarmes” una suerte de neo nazis aperuanados, que se dedicaban a hacer la vida imposible a casi todos los del colegio. Protegido por la mayoría de curas y por su padre, presidente de la asociación de padres de familia, se sentía con licencia para hacer maldades. Era una suerte de Draco Malfoy en un colegio religioso y es la persona que me ha dicho las cosas más feas que alguna vez alguien me dijo…

En segundo de secundaria, cuando yo tenía trece años, se le dio por pertubarme, y acompañado de su pandilla de idiotas, me escondía los cuadernos y libros. Me quejé con el Padre Pauliv, un cura ucraniano que me quería mucho y que me defendió. Eso originó que Alessio me odie el triple y que, cierto día, me pregunte burlón por mi padre. No respondí, me callé. Y él se dio cuenta que eso me afectaba. Entonces, pasó a burlarse porque todos tenían papá y yo no, porque yo vivía con tres mujeres y soltó que “seguro mi madre había sido la amante de  mi padre”. Me hizo llorar muchas veces, eso si, a solas, nunca delante de él. Y aunque lo enfrenté y le dije que se ¡vaya a la mierda! con la intensidad  con la que esas frases se dicen en la cancha de fútbol,  él y sus compinches me llamaban el “sin padre”. Lo decían bajito cuando yo pasaba o cuando exponía o me escribían en los cuadernos ¿y dónde está tu papá? Y, estoy seguro que fue él, quien creó una página de Facebook llamada “Un padre para Diego Alonso” donde posteaban imágenes burlonas.

No sé porqué, Alessio Monterrosas me odiaba de esa manera. Fue una etapa difícil, lloré muchos días encerrado en mi habitación y sentí mucho rencor porque mi padre era un mal padre. Dejé de comer (y eso es grave) y dormía poco. Las mujeres de mi casa andaban muy preocupadas y no sabían el motivo de mi depresión hasta que Santi y Martín les dijeron la verdad.

Mamá puso el grito en el cielo y amenazó al colegio con demandas. Pero, Alessio y sus amigos desgraciados no dejarían las burlas. Pasé a ser “el flaco sin padre que corre a llorarle a su mamita”.

Entonces, en una de mis tardes de llanto, llanto de impotencia y vergüenza, mi abuela interrumpió mis sollozos para hablarme. “Mi bebé, tu eres muy afortunado, tienes tres mamás. ¿Quién tiene tres madres? Nadieeee… Tu sí. No llores, levanta la cara y enfrenta el problema. No hay demandas que valgan, ni quejas a los curas. No le digas a nadie que yo te he dicho esto, pero sabes qué vas a hacer, vas a ir mañana al colegio y apenas ese tal Alessio te moleste, le vas a gritar poniendo cara de forajido ¡deja de joderme hijo de puta! y si  sigue molestándote le vas a dar un puñete en el mentón y una patada en los huevos. Si, sé que tu mamá dice que no a la violencia, pero esa será la única forma en que ese  animal y su tropa entiendan”. Luego, me mostró una película de un actor antiguo llamado Chuck Norris e hizo énfasis en la manera en que el hombre enfrentaba a los maleantes. “Tienes que ser como Chuck, pelear por lo justo sin hablar tanto y golpear donde más duele”.

Al otro día, en el recreo, Alessio me preguntó ¿qué te ha regalado tu papá por navidad? ¿Nada? Pídele a Santa Claus que te regale una hora de tiempo con tu viejo jajajaja…”  Eso fue demasiado. Recordé a mi abuela y lo enfrenté. ¡Deja de joderme hijo de puta! grité originando la sorpresa de todos. Alonso, el geniecillo y goleador, tenía también la boca sucia. Alessio iba a responderme algo, estoy seguro que algo iba a decir, pero no lo dejé. Me acerqué a él y emulado a Chuck Norris le metí un puñete que no le cayó en el mentón más bien en la boca, una patada en los huevos y porque se me ocurrió, otra patada fortísima en las rodillas. Alessio cayó al piso con evidentes signos de dolor y los ojos llenos de lágrimas. Me llevaron a la dirección de estudios donde el padre Pauliv me diría que “ya era hora de pegarle a ese engendro”. Nunca más me molestaría. Su pandilla, tampoco y rápidamente gané respeto y el saludo de casi toda la secundaria. 

Esa tarde, mi abuela me regaló diez soles. “Es tu premio, Lonchito”. Aclaró que no me premiaba por los golpes que propiné, lo hacía porque a los problemas, debes golpearlos de frente y sin piedad y yo lo hice. 

Mi madre y mi tía Gigi nunca sabrían que le di de golpes a Alessio ni que fue mi abuela quien sugirió que me convierta en en un mini Chuck Norris. “Este será nuestro secreto” me dijo Meche y me dio un beso en la frente.

 

MIÉRCOLES 24 DE MAYO

9:55 p.m en MI HABITACIÓN

Mientras yo la esperaba dentro de mi habitación con el cuerpo tembloroso y el alma en vilo, mi abuela hablaba por teléfono en el primer piso. Mamá y mi tía Gigi no estaban en casa; habían ido al cumpleaños de la tía Maquita. Mi abue, se quedó sola. Supuestamente los bronquios le habían impedido salir.

9.58 p.m

10:00 p.m

10:03 pm

Pensé poner cara de quien no sabe aquello de lo que le hablan, de quién recibe una acusación falsa y esperé a mi abuela con la misma expresión que le pongo a los pasivos que me follo y que creen que los voy a amar siempre.

10:06 p.m

Mi abuela entró a mi cuarto con una media sonrisa, como cuando come los chocolates que le ha dicho el doctor que no puede comer y ella engulle secretamente, escondiéndolos en su tejido.

-Siéntate- me ordenó.

Obedecí.

-¿No hablo mucho de tu tío Fernando, no?
-¿Tu hermano?- pregunté.
-Mi hermanito, el hombre que me ha hecho siempre mucha falta.

Mi tío Fernando, fue el único hermano de mi abuela Meche. Falleció antes de que yo nazca, nunca lo conocí. He visto algunas fotos suyas descoloridas por el paso del tiempo. Era apuesto: delgado, de tipo señorial aunque con mirada triste. Mi abuela habla poco de él y cuando lo hace que suele ser en navidad, llora desconsoladamente.

-Abue, sobre lo de los padres de Lucho, debo decir que…
-Calla, Alonso, déjame hablar.

Me callé y me concentré en sus ojos que se iban poniendo tristes.

-Fernando era tan bueno, tan sensible, diferente a los demás muchachos. Nadie lo entendía, ni yo. Mi padre nunca supo ni pudo ni quiso comprenderlo. Mi madre, débil y tonta, no hizo nada por él; ella vivía para su marido, para evitarle mal humor. Y Fernando solo quería ser feliz como era y nadie lo entendió. Y yo que era joven como él, que era su hermanita a la que él amaba, debí ser la que lo entendiera, la que le abriera los brazos y el alma y no lo hice…

Mi abuela sollozaba mientras hablaba.

-Yo debí entender a mi hermanito, apoyarlo, acompañarlo y no lo hice. Fui una idiota asustada por el que dirán, una boba de mente cerrada que se unió al grupo de los que le pedían cambiar. Y malvados que fuimos todos, él no podía, su naturaleza no se lo permitía aunque trataba… “No quiero verte nunca más, maricón” le dijo mi padre, mi madre se calló y aunque quise defenderlo, no lo hice y lo dejé ir, dejé que lo echen, que lo rechacen, fui tan mala como los demás, porque si ves el abuso y no reaccionas eres como los que abusan. Y mi Fernando debió enfrentar el mundo solo, un mundo malditooo que  no lo entendía, con gente maldita que suele juzgar y señalar sin saber lo que pasa en cada cabeza.
-Cálmate, abue… te vas a poner mal.
-Tu tío Fernando era un ángel, tan guapo él, tan bueno, solo quería ser entendido, pero no pasó. Y cuando estuve lista para comprenderlo, cuando quise recuperar el tiempo perdido y me importaba un carajo lo que decía mi padre, él murió y me apretó fuerte la mano mientras se iba su alma triste y yo me quedaba deshecha, con el corazón destruido…
-¿El tío Fernando era gay?
-Fui una mala hermanaaaa, una desconsiderada, una borrega asustada que se alocó con lo que no entendía y dejó que ese ángel se hundiera en la tristeza. Porque si yo lo hubiese entendido, quizás su vida hubiese sido menos triste y quien sabe estaría ahora aquí. Por eso, me propuse que si me tocaba un hijo como Fernando, me iba a importar un carajo el mundo y lo iba a entender y amar con todas mis fuerzas. Y quien sabe ese hijito que perdí, ese hombrecito que se vino tras una caída al sexto mes, hubiese sido como Fer. Y si hubiese sido así yo lo hubiera amado, Dios sabe que si, la virgencita sabe que si…
-Calmate, abuela.
-¿Crees que yo no sabía toda la verdad, Alonso? La noche que Lucho vino y te amenazó con decirnos que eras gay, yo escuché todo sin querer. Como te demorabas en la puerta, me asome para ver con quien hablabas porque  creí que  eran los Testigos de Jehová y escuché claramente lo que él te decía y sentí tu voz desesperada, tu miedo y recordé a Fernando. Pero no pude evitar que tu tía Gigi, alocada y curiosa como es, se asome y pregunté qué pasaba. Yo ya sabía todo…

La confesión de mi abuela me dejaba en shock, sin habla, sin saber como reaccionar…

-Y no juzgo a Luchito, era un Fernandito solo en el mundo con unos padres incomprensivos. Actuó así porque no sabía qué hacer ni a donde correr. Y qué bueno que llegó aquí. Y lo quiero mucho, como a un nietecito. Es bueno, dulce,  divertido y te adora. Y he sido yo quien llamó a sus padres para hablar y no para que lo reciban en su casa, si no para que sepan que él está bien y tiene gente que lo quiere.
-Pensé que habían venido a decirte la verdad…
Yo sé lo que eres, quien eres. Desde que escuché lo que escuché detrás de la puerta, me dediqué a observarte y he visto que sufres porque debe ser doloroso tener que fingir para no ser juzgado.

 En ese momento no aguanté y me puse a llorar. Ella se sentó a mi lado y me abrazó.

-Llora lo que tengas llorar, pero ya no estás solo en esta batalla, ahora me tienes a mí, ahora estoy yo para ayudarte.
-¿Mi mamá y mi tía Gigi también saben?
-Noooo, ellas no saben nada aún…
-¿Les vas a decir?
-¡Cómo crees! Eso debes hacerlo tú si es que quieres.
-Abuela, perdónameeeee, yo no quería ser gay, te juro que no quería, pero abuelitaaa es más fuerte que yo y no puedo evitarlo.
-No tengo que perdonarte.
-Si, porque seguro sientes que te fallé.
-¡Qué hablas, tontitooo! Eres el mejor hijito que me pudo tocar en la vida, inteligente y bello, mi razón de ser. ¿Sabes que eres mi vida, no? Cuando naciste y me apretaste un dedo con tus manitas pequeñas sabía que tenía una nueva razón para vivir.
-Es que abuelita, tu querías que me case con Lucía o con una chica linda y tener nietos y yo no…
-Yo quiero que seas feliz y tu felicidad no puede estar supeditada a lo que yo o los demás quieran. Si antes quería una chica que te ame, hoy querré, pues, un ehhh… chico que te ame y te haga muy feliz porque eres bueno y te lo mereces…
-Pensé que los padres de Lucho habían venido a contar todo…
-A los padres de Lucho su hijo les importa un rábano. He sido yo quien los citó sabiendo que estaría sola. He sido yo quien quería saber de primera fuente qué clase de personas son ellos. Y ya lo sé y él es otro Fernandito solo en el mundo. Yo no quería que tu veas a los señores, pero llegaste más temprano que de costumbre. Los miércoles llegas casi a las once o más tarde porque vas a al cine, pero te adelantaste y los viste…
-Abue, no quiero decirle a mi mamá ni a mi tía aún, quiero pensarlo mejor y ver cuando lo cuento.
-Te diré algo, papito: ellas  ni sospechan, no tienen ni la más remota idea y también creo que no hace falta decirles nada por ahora. Además, para qué mentir, tu mamá es un poco difícil y seguro le será complicado entenderlo. Mejor vamos de a pocos preparando el terreno.
-Te amo con toda mi alma, abuela, y no porque me entiendas, te amo desde siempre porque eres lo máximo.
-Ahora estamos más unidos que nunca los tres.
-¿Lucho, tú y yo?
-No, tu tío Fernando, tú y yo.


JUEVES 25 DE MAYO

10:01 a.m  en la UNIVERSIDAD

Aislado en mi jardín favorito, detrás de la cafetería, escribía en mi iPad un día más de diario, cuando Paul se apareció.

-Alonso, quiero hablarte- habló con voz molesta.
-¿Qué pasó, Paul?
-Eres maricón y todo este tiempo me has engañado. Hasta te has quedado a dormir en mi casa, en mi cama y eras ¡cabroooo!
-¿Qué mierda te pasa, huevonazo?¿Amaneciste con la regla?
-El maricón ése, tu colega, el amigo de Lucía y Katty, ha traído a la universidad a un tal Rodrigo que dice que ha sido tu pareja.
-¡Qué hablas! ¡Me llegan al pincho con sus huevadas!
-No huevón, si lo que dicen esos cabros es verdad, tú nos has engañado a todos, a mí, a Lucía, a todos, manyas…
-O sea, tú crees lo que dice cualquier hijo de puta…
-El maricon ése ha traído su teléfono y ahí tiene fotos contigo, fotos cariñosos, abrazados. ¿Qué haces tú abrazado de un cabro?

Como cuento AQUÍ, Rodrigo es un brother que conocí  por Facebook, un pata guapo de 22 años. Me dijo que era virgen y eso me llamó la atención. Era mentira. Tenía de virgen lo que tengo yo de pasivo, o sea, nadaaaa, pero poco importó porque el bro tiene el culito perfecto. Como me invitaba tragos, me engreía, me decía cositas lindas y tenía dos nalgas alucinantes, nos hicimos pareja. Lo follé mañana, tarde y noche hasta que el pene me ardió y cierto día me aburrí de su culo y descubrí que no andaba nada enamorado. Parece que el sí se enamoró y aunque lloró y lloró rogando que no lo deje, decidí terminar. Duramos 1 mes y 28 días.

Y ese mismo pasivo, había resultado conocer a la loca del orgullo y molesto como andaba porque lo dejé hace unos meses, se prestó para hacerme la cagada.

-¡Sabe Dios quién mierda será Rodrigo!- reclamé mentiroso.
-Ya te dije, tu ex pareja…
-No tengo ánimo para aguantar pendejadas. Tú, Lucía y esos maricones de mierda, me valen madre, ¿ok?
-¡Eres un mentiroso de mierda, un cabro!
-¡Cabro eres tú, basura de mierda!¡Maricón eres tú que engañas a tu flaca con su mejor amiga!
-No digo, eres cabro, pues, eres maricón para hablar así.
-El que me está insultando eres tú.
-¿Porqué no sales del closet, Alonso?¿Porqué no vienes con peluca y con la boca pintada?
-¡Qué tienes concha tu madre!- grité y me lancé contra él.

Paul y yo nos trenzamos en una pelea. Me pegó, le pegué. Le rompí la boca, me golpeó el ojo. Nos pateamos, me escupió. Nos separaron y nos miramos con cólera. Me gritó ¡maricónnnn! Y para no quedarme atrás con los curiosos, le grité ¡maricón! 

10:09 a.m

Mientras recogía mi iPad, mis audífonos y los guardaba en mi mochila, llegó la tropa del mal: Lucía, Katty, la loca del orgullo y Rodrigo, mi ex pareja. Las chicas corrieron a auxiliar a Paul que tenía sangre en la boca.

-¡Malditooooo, qué le has hecho!- gritó Katty para lanzarse contra mí y golpearme el pecho.

Puse la mano para alejarla, pero ella quería golpearme.

-Pégame a mí, desgraciado, maricónnnnn- gritaba Katty.
-No quiero faltarte el respeto, Katty- le dije-. Aléjate, por favor.
-Te pasaste para hacerle eso a Paul que es tu amigo de años- me gritó Lucía mientras tomaba a Katty del brazo y la alejaba.
-¡Él comenzó!- grité. 
-Ya no respetas nada, Zayn Malik- me dijo la loca del orgullo.
-¡A ti tengo unas ganas de sacarte la mierda!- le dije a la loca.
-Resuelves todo con violencia, necesitas un psiquiatra- habló el marica maldito.
-Sabes qué, maricón de mierda, todo esto es por tu culpa.
-Jaaaaaaaaa….. ¿por mi culpa? Yo solo quiero hacer justicia y quitarle la venda de los ojos a mi amiga.
-¡Cállate, basuraaaa! Por maricones como tu es que los gays son mal vistos y no por que eres afeminado, si no porque eres malo.
-¿Malo yo o malo tú que engañas a la gente para tapar lo que eres?
-Qué hablas, hijo de puta, yo no engaño a nadie.
-¿Noooooo? Aquí está Rodrigo, ¿quieres que grite a voz en cuello quién era Rodrigo en tu vida?

Los curiosos miraban la escena como si asistieran a un reality show y murmuraban sin entender realmente qué ocurría.

-Rodriiii, amigoooo, dile en su cara lo que nos has dicho- le decía la loca a Rodrigo que lucía asustado.
-No puedo creer, Lucía, que te prestes a todo esto- le dije a mi ex novia.
-El que ha golpeado a su amigo eres tú, no yo- respondió ella.
-En realidad, la culpable de todo eres tú. Maldita sea la hora que te cruzaste en mi vida- le dije.
-¡Eso digo yo que he vivido engañada!- gritó ella.
-Rodriii, te estamos esperandoooo, bebeeee, dile en su cara al Zayn Malik de ingeniería industrial lo que nos has dicho.
-Si, Rodrigo- habló Lucía-, enseña las fotos y cuenta lo que nos has contado de Alonso para que de una vez todaaaa la universidad sepa bien cuál es su debilidad.
-Ya chicas, vayámonos- habló Paul.
-¡Nada de irnos!- gritó Katty-. También quiero que todos escuchen lo que Rodrigo va a decir de Zayn.

Los curiosos esperaban que Rodrigo hable y yo sentía que tenía a todo y todos contra mí. Pero cuando eso pasa, debes actuar como Chuck Norris y golpear. 

-Si Rodrigo- grité-, hablaaaa, pero antes que cuentes lo que dicen ellos que tienes que contar, yo voy a contar lo que Lucía hace algunos días de la semana.
-¡Qué hablas, Alonso!- reclamó ella.
-¡Vámonos!- pedía Paul.
-¿Tú hablas de mentiras, Lucía? ¿Tú, la misma que se dice ser amiga de Katty y le hace la más grande perrada?
-¡Basta, Zayn!- gritó Paul-. ¡Vamonos Katty!

Y ese gay maloso, venenoso y cruel que así seas activo o pasivo, todos los gays llevamos dentro, salió a relucir…

-Noooo, quédense todos- hablé-. ¿Decidiste hacerme la vida imposible, no Lucy? Decidiste joderme mañana, tarde y noche y tienes la concha de gritarme mentiroso cuando túuuu eres una puta de mierdaaaaaaaaaaa…
-¡Bastaaaa!- gritó Paul.
-¿Porqué no le enseñas a Katty tus conversaciones por WhastApp en las que seguro dejas claro con quien te encuentras algunos días de la semana para tener relaciones sexuales?
-¿De qué está hablando, Lucy?- preguntó Katty.
-Rodriii, bebéeee, habla tú antes- pidió la loca.
-Vamosssss, Lucíaaaaa, la santaaaaa, la mejor amiga, porqué no le cuentas a Katty quién es tu amante.
-¡No entiendo nadaaaa!- se quejó Katty.
-¿No entiendes? Pues te voy a hacer entender- le dije-. ¿Sabes porqué nos peleamos Paul y yo? ¡Porqué me enteré que él y Lucía tienen sexo!
-¡No digas mentiras!-  lloró Katty.
-¿Mentiras? Buenoooo, si quieres que tu flaco y tu mejor amiga te sigan viendo la cara de estúpida es tu problema. Tú, ayudando para que me hagan la vida imposible cuando yo nunca te he hecho nada, pero a tu lado, tienes a dos que te engañan.
-¡Eres un maricón!- gritó Paul y quiso lanzarse sobre mí.

Katty se interpuso.

-¿Es verdad lo que dice Alonso?- preguntó la engañada a Paul.
-Lucyyyyy, pinkyyy, eso es mentira ¿no?- huzmeó la loca.
-¡Niégalo Lucía o jura por el alma de tu abuelita que es mentira!- dije sabiendo que su abuela fallecida es sagrada y que Lucy no podría jamas jurar en vano en nombre de la señora.
-Y tú – le dije a la loca- me llegaste al pincho.

Di unos pasos me paré frente a ese marica malo y le mandé dos puñetes en la cara. La loca del orgullo dejó el orgullo muy lejos y se desmayó.

-¿Qué ibas a decir, Rodrigo?- pregunté a mi ex que me veía aterrado.
-Nada, él me obligo a venir- respondió- yo apenas lo conozco y no quiero problemas.

Katty se tiró en el piso y empezó a llorar. Paul se encogió para consolarla. Lucía, presa de la vergüenza porque la gente la miraba, no sabía como actuar. Tomé mi mochila y me dispuse a irme.

-¡Eres un maricón!- me gritó Paul.
-Sii, clarooo, el maricón soy yo- respondí y me fui dejando atrás a esos heterosexuales mentirosos e hipócritas.

10:22 a.m

Caminaba con dirección hacia la calle cuando Rodrigo se me acercó.

-Alonsooo, discúlpame, por favor- me dijo.
-Te pasaste, Rodrigo.
-Alessio me pidió que te delate…
-¿Quién Alessio?
-Alessio, pues, el chico gay al que le has pegado.
-Esa loca maldita se llama Alessio, también. Puta madre, no hay duda que Alessio es el nombre de la desgracia en mi vida.
-Perdóname, yo no quería causarte problemas ni sabía que todos estaban en tu contra.
-Pero te prestaste para hacerme daño.
-No niego que me dio mucha cólera la manera en que terminaste conmigo y pensé en vengarme.
-Me has cagado horrible.
-Solo le enseñé las fotos y dije que tuvimos algo, pero puedo negarlo después y decir que Alessio me pidió que mienta. 
-Me cagaste.
-Perdóname, por favor, yo ni sabía quienes eran ellas.
-¿Quieres que te perdone?
-Si, por favor.
-Ok, vamos a un hotel y dame tu culo.
-¿Quéeee?
-Quiero romperte el culo, quiero metértela.
-Pero, ¿ahorita?
-¿Quieres que te perdone?
-Si, pero…
-Entonces, vamos a un hotel, quiero culearte.
-Bueno, vamos. Pero, conste que lo hago solo para que me perdones…

10:56 a.m   Hotel gay en Magdalena

Fuimos al mismo hotel gay en Magdalena a donde a veces voy con mi primo Manu.

Tenía furia acumulada, cólera, arrechura, molestia, tenia tantas emociones encontradas, tanto que desfogar que me desquité con el culo rico de Rodrigo y me lo comí tres veces sin parar. Una vez tras otra, duro, fuerte, con todo, al hombro, en perrito, lo hice cabalgar, lo hice gritar…

12:43 p.m

Descansábamos y nos alistábamos para un cuarto polvo, cuando mi teléfono sonó.

Como si mi mundo no fuese nunca a tener calma y la paz no existiese en mi vida, Paul me llamaba. No respondí. Me llamó por segunda vez, no respondí. Timbró una tercera vez y tampoco respondí.

-¿Porqué no respondes?- preguntó Rodrigo.
-Es Paul, el brother al que le rompí la boca en la universidad.
-¿El infiel?
-El mismo.

Paul volvió a llamar.

-Respóndele, quizás quiere disculparse- dijo Rodri.

La llamada casi terminaba cuando decidí responder.

-¿Qué quieres, Paul?¿Para qué me llamas?
-¡Maricónnnnn, maldito maricónnnnnn!
-¡Deja de joderme, mierdaaaaa!
-Por tu culpa Katty se ha suicidado, malditoooooo…

Facebook:    www.facebook.com/eldiariodealonso 
Twitter:         www.twitter.com/alonsodiario

Instagram:   www.instagram.com/el_diario_de_alonso
Google + :     [CLICK AQUÍ]
Tumbler:      https://eldariodealonso.tumblr.com/

Spotify:          [CLICK AQUÍ] 

COMENTA ESTE TRACK DESDE TU FACEBOOK

Related

JOIN THE DISCUSSION

Comments

  • Liam Julio 11, 2017 at .

    Fue genialuna,soy de ica y soytu fan de tu historia,espero conocernos un dia

    Reply
  • Francisco Julio 11, 2017 at .

    Mi mamá tuvo la misma reacción de tu abuelita cuando le dije que soy gay, fue muy comprensiva y hasta el sol de hoy siempre me ha apoyado incondicionalmente. Definitivamente a ti te pasan unas cosas en tu vida dignas de una telenovela jejeje. Mucho drama, ´pienso que si sales del closet te vas a ahorrar muuuuchos malos ratos. Saludos desde Venezuela y ya muero por leer el track 11.

    Reply
  • Luis Julio 12, 2017 at .

    Alonso que dicha que has dado uno de los paso mas importantes que es ser sincero con tu abuela, definitivamente ella te entiende a la perfección.

    Reply
  • El Rey del sexo Julio 12, 2017 at .

    esta super bueno tu diario me sorprende cada dia mas pero mi pana no dures tanto para postear emborracha al paul y cogelo para que aprenda

    Reply
  • Siul Julio 12, 2017 at .

    Esto se acaba de descontrolar, aunque seguro es mentira.

    Reply
  • Samuel Julio 12, 2017 at .

    Me parece suoer interesante divertido lo q publicas creo q tienes una facilidad innata en saber llegar a todos los qleemos de alguna manera lo q escribes creo q tu faceta es ser escritor no hay duda de eso un abrazo y q sigue asi

    Reply
  • John Julio 14, 2017 at .

    Amigo y cuando subes el nuevo track esta buenisimo me identifico con la mayor parte de las situaciones

    Reply
  • Vale Rivera Julio 18, 2017 at .

    En que año van a subir el track 11 :/ lo estoy esperando con ansias 🙁

    Reply