ESTO ES REAL, ES MI DIARIO, MI VIDA, SON MIS EXPERIENCIAS.
SOY
ALONSO Y ESTE ES MI MUNDO…

En en TRACK 14, el TRACK anterior…

1.15 a.m

-Amorrrrr, aquí estoy- dijo Mike, estiró la mano y me atrajo hacia él dándome un beso en la boca.

Tras separarme de él, giré lentamente la cabeza y me di cara a cara con Alessio, la loca del orgullo, que miraba la escena con los ojos desorbitados y la boca abierta.

-Ohhhh myyyyyyyyyyyyy Goddddddddd, el Alonso de Mike es el Zayn Malik de la universidad- gritó la loca-. A mi pinky Lucy le va a encantar saber que la cambiaron por mi amigo Mike, el odontólogo…  [VER  EL TRACK 14 – CLICK AQUÍ ]

A cuadra y media de mi casa queda el mini market de Don Nicanor. Desde que tengo uso de razón, ese pequeño emporio satisface necesidades y caprichos. Don Nicanor, es un hijo de españoles nacido en Lima y que convirtió el pequeño negocio de sus padres, en un gourmet market. Allí puedes conseguir desde arroz, leche, cervezas peruanas o belgas  hasta prosciutto di Parma, mozzarella di bufala o foie gras de ganso.

Don Nicanor ha cumplido sesenta y cinco años. Hace treinta se casó con Doña Emma con quien tuvo dos hijos: Nicolás y Marcelo. Nico tiene hoy 25 años y Marcelo, 23. Ambos estudiaron en mi colegio y aunque mayores, los recuerdo con su particularidades.

Nicolás era un futbolista extraordinario. Qué manera de jugar al fútbol. Se decía que sería el nuevo Claudio Pizarro y más de un equipo importante lo quería en sus filas. Me gustaba verlo jugar, lo admiraba. ¡Hola Alonsitoooo! me saludaba palmeándome el hombro y haciéndome sentir importante con mis compañeros de clase, pues el brother más popular del cole, era mi vecino y sabía mi nombre. Además, Nico era guapo y un empedernido conquistador de señoritas. Todas las chicas del colegio femenino hermano, querían con él. Las del barrio, querían con él. Es que era un galán de telenovela y era amable, divertido, sencillo. Nico era el hijo perfecto, el muchacho perfecto.

Don Nicanor hinchaba el pecho de orgullo cuando su Nico anotaba un gol tras otro en las olimpiadas escolares o en los campeonatos en la playa. “Mira como juega mi Nico- me decía-. Si te esfuerzas, Alonsíto, algún día serás tan bueno como él”. Y yo quería ser tan bueno como Nico, todos los de la primaria queríamos ser como Nico.

Marcelo, en cambio, era diferente. No jugaba fútbol, no conquistaba chicas, no hablaba mucho y no tenía ni un ápice del encanto de su hermano mayor. “Marcelo es maricón” se rumoreaba a su paso en el cole o en el barrio. Pero solo se rumoreaba, solo se decía bajito, nunca en voz alta, nadie se atrevía, pues eso hubiese significado ganarse un pleito con Nico y nadie quería eso. Don Nicanor tenía dos hijos, el pelotero guapo y el maricón opaco. 

Los vecinos comentaban haber escuchado más de una vez, intensas discusiones del padre con su hijo menor, en las que el viejo le recriminaba por preferir la pintura, la moda o los concursos de belleza y no el fútbol o las fiestas como su hermano mayor. 

Cuando Nico terminó el colegio, el escudo protector de Marcelo se esfumó y los rumores se convirtieron en insultos. Marcelo, el hijo de Don Nicanor, pasó a ser uno de los maricones del cole y nada ni nadie pudo evitarlo. Más aún, luego de que Marce decidiera jugar voley en las olimpiadas y apareció en el coliseo ataviado con un short blanco que le dejaba al aire media nalga. 

Cierta vez, a los trece años, fui por aceite de oliva al mini market. Dirigiendo a los empleados estaba Marcelo que me saludó efusivo (me conocía desde niño) ¡Cómo has crecidooooo, Alonsitoooo! exclamó y miró fijamente mis piernas y luego mi entrepierna. ¿Quieres escuchar música en mi cuarto?– me preguntó. Él tenía 18 años y yo era apenas un púber. Me negué y salí corriendo del lugar. Desde ese momento, el gay de esa familia me despertaría miedo, sensaciones raras y el mismo temor que alguna vez me originó Samara del Aro. Y él sabía de mi miedo, por eso cuando me tenía cerca sonreía y se mordía los labios. Yo evitaba darle cara.

Por esos días, algo cambaría la vida de Don Nicanor para siempre. Mientras se probaba con el equipo juvenil del Sporting Cristal, Nico había conocido a Zaida, una chica de barrio alejado, criolla belleza e ideas extrañas. La muchacha recibiría un llamado espiritual y decidiría convertirse en Hare Krishna, arrastrando en el proceso al galán que todos admirábamos. De pronto, Nicolás se iría de su casa, dejaría el fútbol, la universidad, se raparía el cabello dejándose un mechón, vestiría una túnica y cambiaría radicalmente de vida.

Don Nicanor se quiso morir y Doña Enma casi se murió. Un hijo en esa extraña secta y el otro hijo maricón. Por si fuera poco, Marcelo quiso ser diseñador de modas y como cada día estaba más loca, se comenta que sus padres decidieron mandarlo al extranjero. El gay de ojos encendidos que me miraba casquivano y pederasta, partiría a Nueva York.

Don Nicanor se convertiría en un hombre callado, casi ausente y Doña Emma, se encerraría en la iglesia y pasaría a comandar las cofradías del señor de la Justicia y la Virgen de Fátima.

Nicanor compraría un perro pastor alemán al que bautizaría como Ronaldo, como el futbolista que su hijo mayor renunció a ser y el menor nunca fue.

Hoy lo vi paseando a Ronaldo en el parque. Se veía apagado, lejano, pensativo. “Hola Don Nicanor” saludé. “Hola Alonsito” respondió sin sonreír, para luego callar, posar la mirada  en el horizonte  y seguir respirando soledad…

DOMINGO 13 DE AGOSTO

1:15 a.m

Tras encontrar a la loca desgraciada, mi reacción inmediata fue empujar a Mike que no entendió en ese momento el porqué de mi rechazo. Los otros hombres del grupo miraron la escena con asombro.

-Busessssssssssssss, resulta que sí eras gay, Zayn Malik – gritó la loca malvada.

Viví uno de esos momentos en qué no sabes qué decir, ni qué hacer y que el cuerpo sufre una suerte de calambre, un tembleteo que no puedes detener por nada.

-¿Qué pasa, Alonso?- preguntó Mike.
-¿Qué pasaaaaa?- habló la loca-. Pues que tu novio ha sido novio de mi amiga Lucy a la que estafó, porque bien que le gustaban los hombres mientras le decía a la pobre chica que…
-¡Y si eso fuera cierto, a ti qué mierda te importa!- reaccioné de pronto originando que toda la fiesta voltee a mirarme.
-Es que no me gusta que la gente… – intentó hablar la loca.
-No entiendo qué pasa, Alessio- preguntó Mike.

La música se detuvo en ese momento.

-Yo te diré qué pasa- hablé-. Este sujeto estudia en mi universidad, en mi facultad y se dedica todo el tiempo a hacerme la vida imposible.
-No es cierto- chilló la loca- solo que…
-Una preguntaaaaa- hablé fuerte-. ¿Hay algún activista pro derechos gays en esta fiesta?- pregunté sabiendo que habían muchos.
-Yo soy activista- habló el dueño del cumpleaños acercándose. ¿Qué pasa? 
-Señor activista- pregunté-, ¿ustedes los que luchan por los derechos gays tiene la obligación de sacar del closet a la gente que no quiere salir de ahí?
-No, de ninguna manera- respondió.
-¿Si Ud tiene un compañero de estudios gay que no dice que es gay, Ud. lo forzaría cueste lo que cueste a que diga que lo es, aunque eso pueda traer problemas?
-No, eso sería inhumano- respondió el hombre.
-Yaaaa, Zayn Malik, mejor cállate y deja que la música siga que estás malogrando la fiesta- dijo la loca.

Todos me miraban no sé si con pena o con burla, pero me miraban.

-Yo estudio ingenieria industrial y el señor que está aquí- dije señalando a Alessio- también va a mi facultad. Y si, tuve enamorada, pero eso fue antes de aceptar que ehhh… era así… 
-O seaaa, aceptas que eres gay- chilló la loca.
-¿Quién de ustedes no tuvo novia antes de asumirse como gay? Tengo 18 años y estoy tratando de encontrar mi sitio en el mundo- dije dramático pareciendo político que quiere convencer a sus electores-. Pero este sujeto, éllll, Alessio, se ha dedicado los últimos meses a hacerme la vida imposible y ha llevado a mi ex novia a discotecas gays para que me vea, ha llevado a mi padre a discotecas gays para que me vea, ha llevado a mi ex pareja a la universidad para que me insulte y todo el tiempo me agrede, me humilla, trata de arruinar mi vida…

La loca del orgullo estaba muda y color verde.

-No creo que lo digas sea cierto- habló el dueño del cumpleaños-. Alessio ha sido capacitado en nuestra ONG para entender los procesos de aceptación de…
-¡Vamossssss, niega lo digo!- confronté a la loca.
-¿Tu le has hecho todo eso a Alonso?- preguntó Mike-. ¿Has llevado a la ex y a su papá a una disco solo para que lo vean?
-Es que él me golpeó una vez- lloró la loca.
-Si y lo volvería a hacer. ¿Saben porqué le pegué? Porqué llevó a mi ex pareja a la universidad e hizo que enseñe fotos que tenía conmigo en el celular a mi ex enamorada y al que era mi amigo hétero desde los quince años. Eso hizo y se ganó dos puñetes.

Todos se escandalizaron.

-Bueno, yo la masacraba- dijo un tipo de bufanda multicolor.
Yo la colgaba de los huevos por hija de puta- dijo otro.
-Más de la mitad de los presentes somos activistas- intervino un tipo de bigotes-, y eso que cuentas es vergonzoso.
-¿Tú le has hecho esas cosas a Alonso?- preguntó Mike a Alessio otra vez. ¿Qué clase de basura eres?
-Me amenaza con ir a mi casa, con pegar carteles en la universidad con mi foto diciendo ‘este  chico es maricón’-  dije y mentí porque la loca nunca me dijo eso hahahaha…
-¡Eso no es ciertoooo!- protestó la desgraciada.

Todos murmuraban y miraban con mala cara a la malvada loca del orgullo.

-Oye Alessio, la ONG paga tu universidad porque eres un activista de los más luchadores- dijo un hombre muy alto y corpulento que se acercó a la discusión-. No entiendo porqué haces estas cosas.
-Bueno, quizás fue un error decir… trató de disculparse la loca.
-¿Quizás fue un error?- chilló el cumpleañero.

Supe que debía matar a la loca en ese momento y quise llorar, pero las lágrimas no me salían grrrrrr…

-Me amenaza que si no tengo sexo con él, le dirá a mi abuela que sufre del corazón y ha tenido tres infartos que soy gay- dije muy cínico y con cara de niño indefenso.
-¿Qué clase de monstruo eres?- gritó Mike y se lanzó con la intensión de golpear a la loca malvada.

Entre varios lo aguantaron para que no la golpee.

-Y discúlpenme- dije buscando irme de esa fiesta aburrida-, pero si Alessio es así, seguro todos los activistas son así y por eso la lucha gay en el Perú no ha producido nada. No creo en ustedes y me apesta estar aquí…
-No hables así, muchacho- me habló un hombre- No generalices, entiendo tu…
-Por gente como ustedes, como todosssssssssssss ustedes, es que muchos chicos gays que recién comenzamos no nos unimos a su lucha. Deberían sentir vergüenza de tener gente como Alessio en sus filas- dije y abrí la puerta para largarme.
-¡Alonso espera!- gritó Mike.

No le hice caso y salí del departamento, quería ir a Legendaris y bailar como loco mientras me tomaba un vodka drive para celebrar que la loca maldita había sido humillada.

-Espera Alonsooo- gritó Mike dándome el alcance en la puerta del edificio.
-Tú eres como ellos- le dije.
-No sabía que esto te pasaba y no soy como ellos. No soy activista, apoyo campañas de ayuda y la…
-¡Eres amigo de esa loca maldita y eso es suficiente!
-Cálmate chiquito. Vamos a juntos a…
-No Mike, no quiero ir contigo a ningún sitio, quiero estar tranquilo…
-Pero, no seas…
-Déjame, por favor. Si quieres hablamos más tarde, pero ahora déjame ir solo.
-Pero, bebé…

2:24 a.m  Discoteca LEGENDARIS

-¡Salud por haber cagado a esa loca hija de puta!- brindó Juanka.
-¿Tienes el Facebook de esa loca?- preguntó Tommy.
-No, pero fácil lo encuentro, es amigo de Lucía. ¿Porqué?- respondí.
-Consígueme el Facebook y luego te digo.

No extrañé a Mike, no quería estar con Mike, no quería estar con ningún hombre, solo quería bailar junto a mis amigos hermanos del alma. Martín, el novio de Tommy estaba en una fiesta familiar y no había ido a la disco. Solo estábamos los tres mosqueteros bailando, saltando, gritando, abrazados en nuestro pequeño espacio, disfrutando de nuestro pequeño mundo…

2:33 a.m

Me lavaba las manos en el baño cuando alguien que se encontraba en el lavabo de al lado me quedó viendo a través del espejo.

-A ti te conozco- me dijo mientras me miraba fijamente.

Y sí, tenía razón, me conocía. El que estaba al lado, era Marcelo, hijo de Don Nicanor, que andaba de regreso por Lima.

-Te equivocas- respondí-. No te conozco.
-Yo creo que si.
-No brother- y salí.

2.38 a.m

¿Cómo que tu vecino está en el baño?- preguntó Juanka.
-Si, un vecino gay que vivía en Estados Unidos y parece que me ha reconocido.
-¿Parece?
-Es que yo tenía trece años cuando se fue de viaje, han pasado cinco años.
-Como que mucho no has cambiado jajaja…
-Baboso…
-Si eres salado csm jajajaja…

-Puta madreeeee y ahora qué voy a hacer…
-A la disco han llegado tu ex novia, tu viejo y ahora un vecino jajaja… Solo falta que cierto día llegue eh… no sé… tu mamá jaja…
-Cállate, huevón, que ni Dios quieraaaaa…

3:01 a.m

Los gogos salen a bailar y Amilcar y su culazo perfecto se mueve frente a mis ojos. Miro su culo redondo y quedo embobado. A unos metros, su pareja me mira con odio.

3:04 a.m

-¿Entretenido con el gogo dancer?- me pregunta alguien hablándome a la oreja.

Volteo y veo a Marcelo.

No le digo nada y me pongo al lado de mis amigos.

-¿Me tienes miedo?- pregunta él.

Ir a Nueva York le había asentado bien al hijo menor de Don Nicanor. De ser el patito feo de la familia, se había convertido en un tío interesante, de cuerpo formado y personalidad de galán. Usa el cabello algo largo y lacio cayendo sobre un lado, mira con actitud de científico y se muerde los labios como si tuviese un tic nervioso. Y lo loca parece que se le esfumó, hasta la voz es grave.

-No pasa nada, brother- le digo y me concentro en Amilcar.
-¿Qué pasa?- me pregunta Tommy.
-Naaa, disimula, huevón.
-¿Ese es tu vecino?- pregunta Juanka.
-Si- respondo.
-Tiene buena pinta- se admira-. Aprovecha.
-Tas loco, luego es capaz de ir a contar al barrio que soy gay.

Marcelo estira la mano y saluda a mis amigos.

-Hola, mucho gusto, soy Marcelo.
-Hola qué tal, soy Juan Carlos.
-Y yo Tommy- saluda el otro mosquetero.
-Le pueden decir a su amigo que no muerdo- dice Marcelo-. Me huye y solo quiero preguntarle algo.
-No huyo, brother, solo que no te conozco.
-¿Estás seguro que no me conoces? No has cambiado mucho- responde él.
-¿Conoces a nuestro amigo?- pregunta Juanka-. Quizás te confundes.
-Estoy 98% seguro que tu amigo es mi vecino y también es ex alumno de mi colegio.
-Te equivocas- dije.
-Ohhhhh- exclama hablando en voz alta-, esa carita de susto solo puede corresponder al hijito de la señora Nora, al nieto de la señora Meche, al sobrinito de la linda de Gigi- ¡Tu eres Alonsitooooo, el nieto putativo de mi papá!
-No- respondo.
-Yaaaa, Alonso, déjate de huevadas – habla Tommy-. Ya te reconoció tu vecino.
-Ahhh, si sabes quien soy y te hacías el tonto- reacciona el intruso.
-Gracias Tommy, pendejo de mierda- le digo.
-¿Qué temes, Alonsito? ¿Que vaya al barrio a decirle a todos que eres gay?
-No soy gay- hablé.
-Pues, yo tampoco soy gay – dijo él-, solo estoy confundido jajajaja…
-¿Piensas decirle al barrio que Alonso es gay?- pregunta Juanka.
-Si, haré una fiesta y anunciaré que el pequeño genio marianista y vecino ejemplar es homosexual.
-Sabes qué Marcelo, déjame tranquilo- le dije.
-De hecho sabes ni nombre jajaja… Siempre me causó intriga porqué me huías, me mirabas aterrado, como si te quisiera comer jajaja…
-¿Estas bromeando cuando dices que harás esa fiesta, no?- interroga Juanka.
-Claro que si- responde él-. Yo sé como es esta ciudad de mierda, ciudad hipócrita, de doble moral.
-¿No dirás nada?- pregunté.
-Si me das un abrazo, no digo nada.

Me acerqué a él para darle un abrazo y él buscó mi boca y me besó.

-Oeeee, arrímate- protesté.
-Tu eras chiquito y alimentaba mis fantasías mas perversas. Fui pederasta mental alucinándote y sé que no estaba bien…
-Qué hablassss…
-Siempre supe que eras gay, entre gays nos reconocemos.
-Mira, no sé que…

Y Marcelo se acercó y me quiso besar.

-Brotherrrr, ya no tengo trece y no soy fácil.
-Si me das un beso me voy, te dejo tranquilo y no digo nada en el barrio.
-Pero sin lengua, okey.
-Dale.

Marcelo se pegó a mí y nos besamos y conforme avanzó el beso se fue poniendo más intenso y me olvidé que lo pedí sin lengua y  nos besamos como locos tragándonos las bocas en medio de la pista de baile.

-Siempre supe que te gustaba- dijo.
-Yo era un niño, qué hablas.
-Pero a los trece años, ya uno siente gusto por otras personas.
-A mí no me gustaban los hombres, eso es reciente.
-Jajaja… cuando me mirabas asustado tu cara me decía quiero meterme a la cama contigo.
-Estás loco, oeeee…
-Bésame y calla

Nos volvimos a besar.

3:21 a.m

-Ese gogo dancer me ha golpeado al pasar- se quejó Marcelo.

Amilcar había pasado por su su lado metiéndole un codazo.

3:27 a.m

Marcelo trajo dos amigos, Dan y Fabián. Dan tendría unos 31 años y Fabián unos 28. Dan se acomodó rápidamente con Juanka y Fabián con Tommy que se olvidaba que tenía novio y respondía coqueto a las atenciones del muchacho.

3:31 a.m

Marcelo trajo dos botellas de whiskie y gritó ¡salud!

-¿Y tienes pareja, Alonsito?- me preguntó Marce.
-No, no creo en el amor.
-Es lo mejor. No te enamores. Eres joven aún y vive la vida, no te compliques con nadie. El amor es una mierda.
-Nunca me he enamorado y todos me dicen que el amor es una mierda.
-Es que lo es. Te enamoras, crees que nunca te van a fallar, das todo por él y cierto día te das contra la pared y todo lo que creías que era bonito acaba siendo mentira o se rompe de un momento a otro.
-Assuuuu, pareces desilusionado.
-No creo en el amor, ya me rompieron el corazón un par de veces y ha sido suficiente.
-Qué más te habrán roto hahahaha…
-El culo, eso me han roto.
-Yo soy Alonsito rompe culitos hahaha…
-¿Así? ¿Y tienes con qué romper culitos?
-Te puedes sorprender con mi ‘con qué’.
-Qué ricoooooooooooo… Me encantasssssssssss…

4:13 a.m

Marcelo y yo nos besábamos como si fuésemos amantes de toda una vida, como si el destino nos hubiese separado y cierta noche nos tocó encontrarnos en medio de la pista de baile. Parecíamos enamorados, parecíamos el uno para el otro.

4:18 a.m

Llegó el apagón general y los gritos se dejaron sentir.

-¿Qué pasaaa?- preguntó Marce.
-Es el apagón general. Apagan todas las luces y ponen música romántica.
-Qué ricooooo, weyyyy…
-¿Wey?
-Tengo muchos amigos mexicanos y me encanta usar el wey.

4:21 a.m

Marce y yo aprovechamos el apagón de principio a fin. Nos besamos intensamente, con legua y todo y él metió mano a mi pantalón y casi me masturbó ahí  mismo.

-Tienes rica vergaaaa, weyyyy…
-Es tuya si quieres…
-Si quiero.
-Y tu tienes rico culo.
-Es tuyo.

4:25 a.m

La luz regresó y nos tomó a todos en besos intensos. Juanka y Dan se despegaban luego de besarse al ritmo de La 5ta Estación y Tommy y Fabían, ellos siquiera se dieron cuenta que la luz había regresado y no paraban de besarse.

-Tommy, tú tienes pareja- le dije en la oreja a mi amigo.

Él se separó del tipo y actuó como que no sabía qué estaba haciendo.

-Déja que tu amigo se bese con el mío- pidió Marce.
-Es que él tiene pareja.
-Fabían también tiene pareja y no se hace problemas. Ojos que no ven, corazón que no sienten.
-Pero si tienes pareja no está bien engañar- reclamé.
-Ayyy, Alonso, vive la realidad, el mundo es un puterío, el amor no existe.
-Pero Martín es buena gente.
-¿Quién Martín?
-Así se llama la pareja de mi amigo Tommy.
-¿Y porqué no está aquí?
-Tiene un compromiso familiar.
-Eso le dijo él. ¿Y  si se fue con otro y está follando como loco?
-No creo, el lo quiere a morir, ellos son…
-Ellos son hombres y los hombres somos animales sexuales e infieles.

Juanka miraba a Tommy que volvía a besarse.

-Juanka, no me parece que Tommy se bese con otro- le dije.
-Alonsitooo, creo haberte dicho mil veces que el amor no existe.

Marce me jaló, me miró, sonrió y me besó.

4:41 a.m

Me besaba con Marce como si en el mundo solo existiésemos él y yo cuando unos gritos y manoteos me alteraron.

-¡Para eso querías largarte solo, putooo de mierdaaaaaa!- gritaba Mike que llegaba acompañado de la loca del orgullo.

No supe que decir, no supe qué hacer.

-¿Quién es este tipo?- preguntó Marcelo.
-Soy su pareja!- respondió Mike.
-¿Tenías pareja, Alonso?- rió Marce.
-No es mi pareja, es un amigo.
-Oyeeee, putitoooo, vine a buscarte con Alessio para que te pida disculpas por todo lo que te había hecho y así te encuentro.

Juanka se acercó en ese momento.

-Alonso ha bebido demasiado, está ebrio- dijo.

Los mosqueteros hemos ensayado que si alguna vez alguien nos encuentra en una situación como ésa, nos tenemos que hacer el borracho.

De pronto me comporté como borracho.

-Te dijeeeeeeeeeeeee que este tipito no valía nadaaaa- chilló la loca del orgullo.
-¿Por qué Alonso?- reclamaba Mike.
-Mira wey, no entiendo tu rollo, pero estás haciendo el ridículo en medio de la discoteca. ¿Quieres que llame a seguridad?- habló Marce.

Juanka se acercó a mí y me llevó hacia el baño. Mike vino atrás.

-Voy a hacer que se lave la cara, está muy tomado- justificó mi amigo.
-No les creassssss- chillaba la loca maldita del maldito orgullo.

Y Tommy, él seguía besandose como si Romeo y Julieta fuesen unos malditos infelices, como si nunca el amor hubiese existido, como si lo que pasaba ahí no pasara y él y su amante estuviesen en el paraíso terrenal.

4:48 a.m

-Mierdaaa Alonso, solo a ti te pasan estas huevadas- se quejó Juanka en el baño.
-No tengo la culpaaaa, que voy a imaginarme que…
-Ahí están, hazte el borracho.

Mike y Alessio entraban al baño y yo fingía que tenía ganas de vomitar.

-Está muy mal. No sé que tomó en la fiesta donde estuvo y que se le cruzó con el whiskie- habló Juanka.
-¿Y cada vez que se embriaga se besa con distintos tipos?- interrogaba molesto Mike.
-El brother se aprovechó de él.
-Ayyyyy, por favorrrrrrrrrrrrrr, se nota que se hace el borracho- protestaba la loca desgraciada y lista.
-Quiero irme a mi casa- decía yo-. ¿Dónde está Mike?
-Aquí estoy, bebé. Estás ebrio.
-No le creasssssssssssss, amigooo, este Zayn Malik es un demoniooooo, te está engañando.
-Oye maricón re concha de tu madre- le dijo Juanka acercándose a la loca y transformándose en el hombre increíble-. Tú eres el maldito cabro que jode y jode a Alonso, ¿no?
-Mikeeee, vámonos, estos tipos son delincuentes.
-Te voy a meter cuchillo, maricón malditooooo- le dijo Juanka y cogió del cuello a la loca-. Pobreee de ti que le hagas una más a mi amigo, te juro que te busco y te corto la pinga y te meto un palo de escoba por el culo. Y tengo amigos a los que les encantará desfigurarte la cara, concha de tu madre.
-Ya por favorrr, control- pedía Mike.
-¿Dónde estoy?¿qué pasa?- fingía yo.
-Me voyyyyyyy- gritó la loca del orgullo y salió corriendo del baño.
-Me llevo a Alonso a mi casa- dijo Mike.
-Tú estás bien huevón- exclamó Juanka-. Alonso se va con sus amigos. ¿Crees que dejaré que mi amigo borracho se vaya contigo?
-Él es mi novio.
-No es tu novio. Eso dile a otros, no a mí que soy su mejor amigo. Eres el huevón con el que sale a veces.
-Me quedaré cuidándolo.

Marce entró al baño.

-¿Ya acabó el drama?- preguntó.
-Te has aprovechado de la borrachera de mi pareja- le reclamó  Mike.
-Jajajajaja… Ayyy, hermanaaaaa, perdónnnn- se burló Marce-. Por mí cásate de blanco con él, me da lo mismo.

Marce entró a un cubículo y se encerró ahí.

-Creo que mejor nos vamos- dijo Juanka.
-¡Queda una botella de whiskie!- gritó Marce desde dentro.
-Alonso ya no puede tomar más- reclamó Mike.

Puse cara de inconsciente.

En ese momento entró Fabian.

-¿Y Marcelo?- preguntó.
-En el baño- respondió Juanka.
-Marceee, vamonosssssss. Ahora ha llegado la pareja del chico que se besaba conmigo y está llorando en medio de la pista. ¡Qué vergüenza!
-¿La pareja de Tommy?- preguntó Juanka.
-Del que se besaba conmigo, pues. Ha llegado una loca que llora como novia abandonada en el altar.
-¡Ustedes son unos putos!- gritó Mike.
-Alonsooo, tienes que ponerte bieeen para ir a ver a Tommy- dijo Juanka.
-Jajajajaja… ni en Mujeres casos de la vida real hay tanto drama como aquí-  se burló Marcelo saliendo del baño.
-Mejor límpiate la nariz- le dijo Mike.

Giré la mirada y vi que una de las fauces de Marce tenía rezagos de polvo blanco.

Entró Dan al baño.

-Vayan a ver a su amigo que está armando un lío en medio de la discoteca- nos dijo.
-Ya me siento mejor- hablé.
-Cuidado que te caes, bebé- dijo Mike.
-Estoy mejor- fingí y salí detras de Juanka.

4:55 a.m

Tommy no estaba por ningún lado. Juanka lo buscó por todos los rincones y no lo vio.

-Tu amigo se fue para la calle- le dijo un samaritano pasivo que vio la angustia de Juan Carlos.

4:58 a.m   Calle BERLÍN

Tommy sentado sobre la vereda y en la esquina de la disco, lloraba.

-¿Qué pasó?- preguntó Juanka y se sentó al lado suyo.
-La caguéeeeee, lo perdí- lloró Tommy.
-Puta madreeeeee, esta ha sido una noche de mierda- renegó Juanka.

Me senté al lado de ellos. Mike se sentó al lado mío.

-Yo amo a Martín- lloraba Tommy.
-¿Entonces porqué te besabas con otro?- increpé.
-No sé porqué lo hacía.
-No amas a Martín, deja de llorar- habló Juanka.
-¡Si lo amoooo, qué hablas!
-No lo amas. Si lo amaras no te besarías con otro. El que ama no engaña, siempre te lo he dicho- respondió Juanka muy seguro.
-Fue un desliz, yo me muero por él.
-Alonso te dijo que te acuerdes de tu pareja y no le hiciste caso. Con tu cara de huevón, con tu carita de santo, eres un pendejo.
-¿Se te pasó la borrachera?- me preguntó Mike.
-Me duele la cabeza- mentí.
-Voy a pedir el Uber- dijo Juanka.
-Yo también pediré el mío- habló Mike.

5.07 a.m

El taxi de Mike llegó. Él me dio un beso en la boca y se despidió.

-¿Y a qué hora llega nuestro taxi?- pregunté.
-Tas huevón, Alonsitooo, no he pedido ni mierdaaaaa, lo hice para que se vaya el chinche de tu Mike.
-Martín, vuelveeee yaaaaaaa…- lloraba Tommy
-Vamos a la disco, tomemos un trago y nos vamos, ok- ordenó Juanka.

Abrazamos a Tommy y nos disponíamos a entrar al Legendaris cuando nos cruzamos con Marce y sus amigos.

-¿A dónde van? – preguntó Marcelo.
-A bailar un rato más- respondió Juanka.
-Nadaaaaaaaaa, niños, vamos a la casa de Fabían a seguirla- propuso el hijo de Don Nicanor.
-No puedo llegar muy tarde a mi casa, tengo el evento del trabajo de mi papá- dije.
-Apenas es la 5, que llegues a las 7 estará bien. Fabián vive cerca.

Miré a Juanka y a Tommy.

-Por mí está bien- dijo Juanka.
-Con el dolor que yo tengo en el pecho, divertirme me hará bien- dijo Tommy.
¿Alonsitoooo nos vamos?- preguntó Marce.
-Vamos – dije.

5:28 a.m  Calle Juan Fanning en Mirafloires

Fuimos al departamento de Fabían, un espacio bonito y moderno cerca del Legend.

-No tomes licor- ordenó Juanka- Si vas a estar con tu viejo a las 8 te sentirá el olor.
-Ayyyyyyyyyyyy, no sean aburridos- protestó Marce.
-No puedo beber alcohol, Juanka tiene razón.

5:40 a.m

Marce se metió a una habitación y desde allí me lllamó. Fui.

Entré al cuarto y él me tiró sobre la cama y de un jalón me bajó el pantalón y el bóxer y se lanzó a mamarme el pene. Qué rico la chupaba Marcelo, qué maestro para tragarse mi pene hasta la garganta y mirarme con ojos de puta mientras me la chupaba.

Dejé que me la mame.

-¡Me voy a venir!- hablé y a él poco le importó y se tomó todo lo que mi pene expulsa cuando llega al clímax.

Se relamió los labios y dijo: ¡Hice un sueño realidad!


8:01 a.m en MI CASA

Llegué 7:30 y me metí volando a la ducha.

Juanka y Tommy se quedaron en casa de Fabián.

-Nooo Alonsito, nos vamos todos- dijo Juanka.
-Naaaaa, yo voy con Marcelo que es mi vecino y ustedes quédense si quieren. Todo bien, no quiero arruinar la diversión.

Vine en el mismo Uber con Marcelo. Él se bajó una cuadra antes y yo seguí hasta mi casa. Marce me ha dicho para vernos en la noche e ir a un hotel.

-Quiero que me la metas- me ha dicho.

Estoy cambiado, con mi maletín deportes en la mano. Llevo mis chimpunes, un par de pantalonetas, un par de camisetas y mucho sueño conmigo.

He tomado dos tazas de café para mantenerme despierto y ahora compraré un Red Bull para estar en onda.

8:07 a.m

Papá toca el claxón anunciando su llegada. Me despido de las mujeres de mi casa que creen que voy a la guerra de Irak y me besan como si no supieran si voy a regresar.

8:08 a.m

Papá maneja el auto y a su lado está un amigo suyo, el señor Cristobal; y en el asiento trasero está Vasco, su hijo. Papá ya me había dicho que el hijo de su amigo tenía 20 años y jugaba fútbol. Lo que no había dicho y por obvias razones, era que Vasco era extremadamente guapo, rico, deseable. O Vasco era muy rico o yo me he vuelto demasiado gay, pero se me fueron el sueño, el cansancio y cualquier fastidio corporal porque esa perfecta criatura de piernas lampiñas y sonrisa de campeón mundial de fútbol, estaba a mi lado.

Y así, cualquier actividad con mi padre sería maravillosa de compartir.

9:31 a.m  CHACLACAYO – Club de campo de la empresa donde trabaja papá

Vasco baja del auto y me permite ver su perfecto culo, culo de hombre, quebradito, rico, dos montañitas de carne que seguro son lampiñas y que penetrar debe ser la gloria. Pero, putaaa mareeeeeeeee, Vasco es heterosexual.

9:35 a.m

Papá me presenta con sus amigos y empleados y todos me saludan con mucho cariño. Unas chicas, hijas de otro directivo de la empresa, me miran y sonríen. Si, tengo jale con las féminas, pero ellas no me atraen para nada. Antes me atraían un poco, antes hasta me despertaban morbo un par de tetas, era casi bisexual. Hoy no, hoy las mujeres no me despiertan nada. Repito, me he vuelto demasiado gay hahaha…

-Las flacas de rosado nos están mirando- me dice Vasco.
-Habrá que aprovechar- respondo.
-Quisiera, pero tengo flaca y estoy templadazo de ella. ¿Tú tienes flaca?
-Naaa, tenía, terminamos, ahora he decidido estar solo un tiempo.
-Chévereeee… Oeee, ¿te han dicho que te pareces a Zayn Malik?

9:55 a.m

Mi teléfono murió. La batería falleció y con el apuro no llevé cargador grrrr…

11:23 a.m

El equipo azul, equipo de mi viejo y por ende mi equipo, ganó sus primeros partidos. Le ganamos al equipo naranja y al morado. Metí dos goles en el primer partido y cuatro en el segundo. Mi viejo no podía estar más feliz. Por cierto, Vasco es arquero y era el guardameta de nuestro equipo. Su padre, Don Cristobal, era el jefe de barra y mi padre, un defensa de lujo que peleó todas las bolas y defendió el arco con su vida.

Estuve muy concentrado los dos partidos, excepto cuando miraba el culito de Vasco.

Nunca he disfrutado tanto meter goles. Cada vez que anoté, Vasco corrió y me abrazó. Luego del último gol que hice, se lanzó sobre mí y lo cargué sujetándole las nalgas y pude palpar la perfección de su trasero. Como estábamos emocionados no me importó y le metí la mano a mi antojo. Cuando nos separamos, me dio la impresión que me miró extraño y sentí algo de vergüenza.

12:58 p.m

Nos toca jugar contra el equipo verde y si ganamos pasaremos a la final. Mi viejo que tiene complejo de director técnico, da instrucciones que nadie sigue, porque una vez en la cancha todo se olvida.

Algo que me queda claro es que papá anda muy feliz conmigo, muy orgulloso de mí. Y eso me hace sentir bien, pues aunque con sueño y hambre, quiero que el equipo azul, el equipo de papá, gane.

1:34 p.m

Ganamos al equipo verde y anoté dos goles. Vasco se tapó un penal y corrí a cargarlo y volví a tocarle el culo. Es el primer partido que juego con el pene erecto.

2:22 p.m

Llega el momento de jugar la final contra el equipo rojo. Sé de boca de Don Cristóbal que los enemigos de mi padre, sus competidores directos dentro de la empresa, son parte de ese equipo. Mateo Miranda es la estrella de los rojos. Él ha jugado en varios equipos importantes y se cree Cristiano Ronaldo. No es feo y su culo es también perfecto; aunque, me quedo cien veces con el culito rico de mi Vasco.

2:40 p.m

El equipo rojo nos va ganando por 2 a 1. El cansancio ya hace merma en mí y Vasco tuvo un par de desinteligencias que permitieron que Mateo desgraciado anote sin problemas. Armando,  mi compañero de equipo anotó un gol.

2:49 p.m

-Vamosss Alonsoo, tenemos que ganar- dice mi padre.
-Alonso quiero ver tus goles- me dice Vasco y si él me lo pide puedo convertirme en lo que mierda sea.
-Lo haré por ti- se me escapa.
-¿Por mí?- pregunta Vasco extrañado.
-Por ti, por mí, por nuestros viejos- la arreglo y sonrío.
-Eso manooooo- dice él y casi eyaculo de solo mirarlo.

3:03 p.m

Anoté un gol y empatamos el partido. Las chicas coquetas nos alientan y una de ellas casi se entrega a Vasco. ¡Maldita bruja!

3:10 p.m

Mi padre estuvo siempre ausente. Hubiese dado muchas cosas para compartir partidos y tardes de fútbol y campeonatos con él. Solo las mujeres de mi vida estaban en la tribuna cuando jugaba. Mi padre nunca. Por eso es extraño verlo correr a mi lado, sudando, haciendo esfuerzos para no cansarse, para seguir mi ritmo.

Armando me da un pase genial, me llevó a uno, a dos, a tres, un defensa se lanza a patearme las piernas, lo esquivo, corro y anoto, anoto un gol, el del triunfo. Mi padre me abraza fuerteeeee, más fuerte que cuando me abrazó en la puerta del Downtwn y dice ¡ese es mi hijo, carajoooo! y siento que no anoté solo un gol al equipo rojo, lo hice a la vida de mierda que se había encaprichado en separarme de él. 

3:12 p.m

Vasco me abraza como si me conociera de siempre y como si quisiera compartir su vida conmigo. Se imaginan cuan lindo sería ser su novio. Lo penetraría todo el día; mañana, tarde, noche, madrugada. Dormiría con mi pene dentro de su agujero, uffff…

3:24 p.m

Nos entregan la copa de campeones y mi padre no puede estar más feliz. Y más feliz aún porque su único hijo hombre, o sea yo, recibió el trofeo de goleador del campeonato.

-Qué bien juega tu hijo, Diego.- le dicen a mi padre por donde va.

3:37 p.m

Y la gloria ha llegado al vestuario cuando Vasco como si nada, sin problema alguno, se ha desnudado delante mío y me ha dejado ver su culo lampiño y repito otra vez, perfecto. Hubiese querido hacerle el beso negro ahí mismo, hubiese querido convertirlo en pasivo y ser feliz.

Vasco hermoso me mira y sonríe.

4:03 p.m

Almorzamos parrillada y comí bien aunque no exageré. 5 bifes, 3 chuletas, 2 maruchas, 6 chorizos, 3 filetes de pollo, cuatro papas y tres porciones de arroz.

-Puta madreeeee, tioo. Tú sí que comes- me dice Vasco.
-Naaaaa, no he comido tanto.
-Alonso, carajoooo…Si yo comiera como tú fuera una pelota- me dice mi padre-. No hay duda que las mujeres que viven contigo te han alimentado por diez.
-Pa, ¿hay postre?- pregunto.

5:13 p.m

El sueño me gana, necesito dormir. Claro, si fuese con Vasco sería perfecto.

5:51 p.m

Nos regresamos a Lima y mi padre no para de detallar como fue que metí el último el gol. Vasco me pide mi WhastApp, mi Facebook y mi Instagram. Se los doy.

-Tenemos que salir, tío. Mi flaca tiene unas amigas bien bonitas y fácil podemos salir en parejas. Hay una flaca que te va a encantar, Morgana, ya te la presentaré- me dice.

Pero lo único que me interesa es él. Las chicas, se pueden ir al carajo

6:14 p.m  en la puerta de MI CASA

Bajo del auto y mi padre también baja.

-¿Qué pasa, pa’?
-Hijo, quiero decirte algo.
-Qué pasó.
-No creo que este sea el momento adecuado, pero perdóname por… faltarte.

No sé que decir.

-Perdóname por haberte hecho falta, por ser una mierda.
-Ya pa’, ya fue.
-Déjame recuperar el tiempo perdido.
-Ya pa’, tranquilo.
-Tu puedes contar conmigo para todo, ok.
-Está bien.
-Te quiero, hijito.

Y por primera vez en mi vida le dije también “te quiero, pa” y le di un beso en el cachete.

Mientras entraba a la casa, mi padre tenía los ojos llorosos.

6.21 p.m

-Mi reyyyyyy hermosoo, ¿cómo te fue?- pregunta mi tía Gigi.
-Bien tiita, campeonamos y gané este trofeo al goleador.
-Qué Messi ni que ocho cuartos, Alonso es el mejor.
-¿Mi mamá?
-Salió con tu abuela, han ido a Wong por unas cosas que necesitamos,
-Ah ok, está bien.
-¿Vas a almorzar? He preparado seco de carnero.

-Me baño, me cambió y bajo a almorzar porque muero de hambre.
-Hijitoo, el que te ha llamado al teléfono de la casa es tu amigo Juan Carlos.
-¿Juanka?
-Si, dice que estaba llamando a tu celular, pero estaba apagado. Dice que lo llames, que es urgente.

6:24 p.m

Si Juanka llamó a mi casa y varias veces es porque algo importante debe decirme. Enchufo mi cel, espero que encienda y lo marco.

-Putaaaaa mareee, huevón, te he llamado todo el día- me responde Juanka.
-Me quedé sin batería. Llegué con las justas y no tuve tiempo de cargar.
-Putaaa Alonso, ha pasado algo muy malo, muy feo.
-¿Qué pasó?
-Una huevada terrible.
-¿Relacionada conmigo?
-De una u otra forma si, aunque no, en realidad.
– No entiendo.
-Tienes que venir a mi casa, aquí te digo.
-Pero, dime ahora.
-Eso ni cagando se puede hablar por teléfono, se habla en vivo.
-¿Es tan grave?
-Por favor ven a  mi casa.
-Ok, me baño, me cambio y salgo para allá.
-No te bañes, ni te cambies, ven así nomas, esto es urgente y no puedo manejarlo solo.
-Putaaaa, me asustas Juanka, no entiendo.
-Ven de una vez.
-¿Y Tommy también irá?
-Por favor, Alonso, ven ya, ok.

6:35 p.m

Salgo disparado y asustado a casa de Juanka en Lince. Le dije a mi tía que iba a ayudar a mi amigo con un trabajo urgente de la universidad y ella me creyó.

6:48 p.m

Mientras el taxi se dirige a casa de Juanka mil cosas rondan por mi cabeza. ¿Qué puede haber pasado?¿qué es tan serio? ¿qué es tan grave? ¿Y si es una broma de este pendejo? ¿si me quieren hacer una pasada? No sé.

7:09 p.m   en el DEPA DE JUANKA

Juanka me abre la puerta y luce serio, tiene la misma cara de cuando ha pasado algo malo.

-¿Que pasó, hermano?- pregunto.
-Una huevada muy fea, Alonso.
-Soy todo oídos.

Juanka da unos pasos sobre su eje y me mira serio.

-Te fuiste con tu vecino y nos quedamos en el depa con Fabián y Dan.
-Si claro, y qué pasó…
-Estuvimos tomando tequila y whiskie.
-Asuuuuu… ya y…
-Dan me dijo que entráramos a su cuarto para tirar. Entonces, le dije a Tommy que estaba ya bieeen borracho que se quede en la sala sentado, que no se mueva de ahí, que ya regresaba. Y bueno, me metí al cuarto con el brother y me lo comí. Y nos quedamos conversando en la cama y sin querer me quedé dormido, concha su mareeee, y me desperté al rato alertado por unos gritos que me parecieron eran de Tommy.
-¿Qué pasó?
-Me levanté de la cama y fui a la sala y Tommy no estaba. Y percaté que los gritos venían de un cuarto que estaba más al fondo.
-Ya y…
-Cuando estoy llegando al cuarto, veo a Tommy salir de ahí desnudo y llorando. ¿Que pasa? le pregunto y Tommy gritando dice ¡me han violado! ¡ese huevón me ha violado! Miro hacia la cama donde había estado y veo sangre y al tipo durmiendo. !Me duele el culo! grita Tommy que gotea sangre a su paso y se desmaya…

Facebook:    www.facebook.com/eldiariodealonso 
Twitter:         www.twitter.com/alonsodiario

Instagram:   www.instagram.com/el_diario_de_alonso
Google + :     [CLICK AQUÍ]
Tumbler:      https://eldariodealonso.tumblr.com/

Spotify:          [CLICK AQUÍ] 

COMENTA ESTE TRACK DESDE TU FACEBOOK

Related

JOIN THE DISCUSSION

Comments

  • jose jose agosto 28, 2017 at .

    que mal lo que le ha pasado a Tommy super tu historia

    Reply
  • ALONSO agosto 28, 2017 at .

    Hola

    Reply
    • Mauro agosto 28, 2017 at .

      hola :3

      Reply
    • Samuel septiembre 3, 2017 at .

      Hola alonso

      Reply
    • chris septiembre 9, 2017 at .

      hola espero el siiguiente track con muchas ganas. cuidaate

      Reply
    • osquitar septiembre 10, 2017 at .

      espero con ansias el proximo track 🙁 saludos desde venezuela

      Reply
  • Luishinji agosto 30, 2017 at .

    Wow pobre Tommy, espero que se recupere. Lo que paso fue un descuido. Espero el otro Track y suerte. Espero que te lleves bien con tu padre.

    Reply
  • DiegoC agosto 31, 2017 at .

    HUEVOOON, osea que locura tu vida, soy de Venezuela, fiel seguidor de tu diario, wooouuu me parece que eres muy buen escritor, y que bueno tu vida peculiar te ayuda mucho a seguir escribiendo. FELICIDADES, tienes mucho futuro. Un fuerte abrazo.
    PD: Tus historias son muy adictivas.
    PD2: Soy adicto a tu vida y las locuras que en ella ocurren.

    Reply
  • Erick septiembre 1, 2017 at .

    Hola Alonso

    Reply
  • Samuel septiembre 3, 2017 at .

    Muy mal eso qnle paso a tommy pero bueno si acepto consumir droga eso fue el resultado de lo q nunca se imgino lo q le podia pasar ademas no debieron ir con ellos actuaron mal espero no traiga consecuencias q lamentar

    Reply
  • fabricio septiembre 4, 2017 at .

    Y el track 16? :'(

    Reply